Nahir Galarza, la joven de 20 años condenada a prisión perpetua por el asesinato de Fernando Pastorizzo, pasa sus días privada de su libertad en la Unidad Penal 6 de Paraná, Entre Ríos. Desde la cárcel, Nahir actualizó su perfil de Facebook y publicó una serie de fotos de ella y también junto a una amiga, donde además se refirió a su situación actual: "Cumpliendo la maldita condena", escribió en una de las imágenes.

Las fotos se publicaron en la tarde del martes 24 de septiembre, pasadas las 17, en su cuenta de Facebook. La joven compartió fotos de ella y junto a una compañera de la Unidad Penal, de iniciales S.L. a quien llamó “su hermana de otra vida”.

“Creen saber lo que nos pasó porque conocen nuestra condena (social) pero no nuestra historia. Hablar van a hablar igual…”, escribió Galarza en una de las fotos, en las que ambas se ven sonrientes. Al tratarse de un perfil público en redes sociales, miles de usuarios compartieron y comentaron las fotos, y en muchos casos la agredieron al recordarle el asesinato de Pastorizzo, con quien había tenido un vínculo.

En agosto, la joven fue noticia además por un presunto “intento de fuga” del penal, cuando encontraron un extraño objeto en su celda. Se trataba de un muñeco de tamaño real, vestido con un pantalón y una campera con capucha estaba colgado en el interior de la celda, junto a la pared. Personal penitenciario lo encontró cuando pasó por la celda de la joven, y dio aviso inmediato a las autoridades: el muñeco fue confiscado y una imagen del mismo fue incorporado a un sumario judicial, en el que se investiga a tres personas, entre ellas a la joven.

A Nahir Galarza se la encontró culpable de haber matado a su novio, Fernando Gabriel Pastorizzo, tras haberle efectuado dos disparos de arma de fuego el 29 de diciembre de 2017, en la ciudad de Gualeguaychú. El 3 de julio de 2018 la Justicia de Gualeguaychú condenó Galarza a "prisión perpetua" por el crimen.

La joven, de ahora 20 años, fue considerada por "unanimidad" como culpable de "homicidio agravado por el vínculo de pareja" con la víctima. En ese momento, el tribunal dio por acreditada la relación de pareja, —pese a que Galarza niega que fuera su novio— y desestimó el argumento de la defensa de que existió violencia de género.

 

Fuente: Perfil