Desde hace 10 días vecinas de un edificio del barrio de Floresta viven una auténtica pesadilla: un hombre amenazó con violarlas y matarlas.

El hombre reside en el mismo edificio. Incluso, cámaras de seguridad registraron el acosador les dejó los intimidatorios mensajes por debajo de la puerta.

Una semana atrás, el sujeto logró entrar a la casa de las víctimas, que se mudaron recientemente al edificio. Una vez adentro, escribió en unos individuales de mesa que las iba a violar.

 

"Después de ese episodio, las chicas notaron que no faltaba nada en la casa por lo que no fue un robo, sino una intimidación. En los días siguientes empezaron a recibir mensajes por debajo de la puerta en distintas horas del día", relataron vecinos del edificio.

Ante esta terrorífica situación, las víctimas instalaron una cámara de seguridad en la entrada de su departamento. 

"El sábado les dejó un papelito y el domingo se acercó a la puerta a escuchar. Ellas abrieron rápidamente, lo agarraron y lo inmovilizaron", contaron.

"Llegó la policía, estuvo esposado cuatro horas, pero el fiscal lo liberó por falta de pruebas", indicaron.

A pesar que los distintos episodios quedaron registrados en la cámara de seguridad, la Justicia solo les dio un botón antipánico, el agresor no recibió ninguna sanción y continua viviendo en el lugar.

Sin embargo, posteriormente al episodio en el que intervinieron las fuerzas policias, el hombre continuó amedrentandolas.

''Las llamó de nuevo por teléfono con un número privado, les dijo que las iba a violar y las amenazó de muerte. Este miércoles, mandó un mensaje de WhatsApp con palabras irreproducibles", contaron.

Ahora, un patrullero vigila el edificio de Floresta y los vecinos se organizaron a través de un grupo de WhatsApp para proteger a las víctimas. Mientras tanto, el agresor sigue viviendo en el mismo lugar.

La Fiscalía de Primera Instancia en lo Penal, Contravencional y de Faltas N°26 se encuentra a cargo del caso. La esposa del imputado se presentó a la comisaría y denunció a los vecinos por lesiones tras el episodio en el que lo capturaron.

 

 

Fuente: Crónica.com.ar