La semana pasada, el Gobierno nacional anunció los nuevos créditos hipotecarios para la refacción y construcción de nuevas viviendas del programa Casa Propia. Frente a esto, muchos se preguntan qué pasó con los planes Procrear y cómo se comparan.

La realidad es que Casa Propia viene a reemplazar a Procrear en todo lo relacionado a préstamos para refacción y créditos para la construcción de viviendas. Es decir que puede ser visto como un relanzamiento bajo un nuevo nombre.

No obstante, bajo el paraguas de Procrear se mantienen los créditos a 30 años para comprar viviendas en desarrollos urbanísticos creados especialmente para el programa. Los que se encuentran activos se pueden consultar en este link. También se mantienen bajo Procrear los préstamos para realizar instalaciones domiciliarias de gas natural.

La presentación de los Créditos Casa Propia, realizada por Alberto Fernández junto con el Ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, se llevó a cabo en el Museo del Bicentenario. El plan estará compuesto de 87.000 créditos para la refacción y la construcción de viviendas en todo el país.

El exintendente de Avellaneda había adelantado que se encontraba trabajando en una línea de crédito para viviendas ajustada al salario, que reemplazará al modelo UVA, que ajusta el valor de las cuotas en base a la inflación.

Durante el año pasado, el Gobierno relanzó la línea Procrear para nuevas viviendas de hasta 60 metros cuadrados, con un monto máximo de $3,5 millones y la tasa Hog.Ar en reemplazo de la UVA. Desde el ministerio señalan que "la relación del coeficiente Hog.Ar con la variación salarial promueve la estabilidad entre las cuotas a pagar y los ingresos a lo largo de la duración del crédito".

El mencionado "Coeficiente Hog.Ar" está basado en el Coeficiente de Variación Salarial que publica mensualmente el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

En qué consisten los nuevos créditos

El programa, que ya está en vigencia, tiene como eje central que la financiación se ajusta en base a la evolución del salario, de acuerdo a la tasa Hog.Ar, basada en un coeficiente elaborado por el INDEC, además de que los créditos son a tasa 0%.

Este miércoles se presentaron dos líneas de financiamiento: por un lado, la vinculada a la compra de materiales o mano de obra para realizar refacciones. Por otro, aquellos relacionados a la construcción de viviendas de hasta 60 metros cuadrados.

Para la refacción, el gobierno lanzará 65.000 nuevos créditos con un plazo de pago de 36 meses. Además, se otorgarán 3 meses de gracia para comenzar a desembolsar las cuotas.

Dentro de esa línea, 40.000 serán por un monto de $100.000 con cuotas de $2.882. Asimismo, habrá 25.000 créditos por $240.000, cuya cuota rondará los $6.917.

Los restantes 22.000 créditos estarán disponibles para quienes cuenten con un lote y deseen construir una vivienda nueva. En ese caso, el monto será de hasta $4.000.000, con plazos de entre 10 y 36 años.

Punto por punto

Créditos personales para refacción

65 mil créditos personales para mejorar las condiciones habitacionales de las viviendas.

Plazo de hasta 3 años.

Tasa 0% con fórmula Hog.Ar.

Ajuste por salarios hace que no supere el 25%.

Desembolsos del 50% para materiales y 50% para mano de obra.

Compras con tarjeta de débito.

Tramitación vía web.

Créditos hipotecarios para la construcción

22 mil viviendas de hasta 60m² de superficie en lote propio.

Plazo de hasta 30 años.

Tasa 0% con fórmula Hog.Ar.

Monto máximo de $4 millones.

Financiación 100% sin necesidad de ahorro previo.

Actualización por unidad de vivienda.

Modelos de vivienda para acotar los plazos de ejecución.

Construcción de terreno familiar directo.

Tramitación web

Requisitos para obtener los créditos

Ser argentino/a o extranjero con residencia permanente; DNI vigente; sin antecedentes financieros desfavorables en los últimos 9 meses; 12 meses de antiguedad laboral; entre 18 y 68 años de edad; ingresos para la construcción entre $53 mil y $175, y entre $25 mil y $175 mil para la línea refacción.

Procrear: desarrollos urbanísticos

Los préstamos son a 30 años, con tasa fija, y se ajustan por la fórmula Hog.Ar, que actualiza de acuerdo al avance de los salarios. Es el reemplazo de la UVA, que se movía en línea con la inflación. La adjudicación de los créditos se realiza en terrenos ubicados en todo el país y algunos de los requisitos son:

No haber resultado beneficiado con planes de vivienda en los últimos 10 años.

Ni el titular ni el cotitular deben tener bienes inmuebles registrados a su nombre.

Ser argentinos o extranjeros con residencia permanente en el país con DNI vigente y tener entre 18 y 64 años.

Demostrar ingresos netos mensuales del grupo familiar conviviente de entre dos y ocho salarios mínimos, vitales y móviles. Es decir, entre $43.200 y $172.800.

Tener al menos 12 meses de continuidad laboral registrada.

No registrar antecedentes negativos en el Sistema Financiero por falta de pago durante el último año.

Procrear: instalación de gas

El objetivo de esta línea es mejorar las condiciones habitacionales, económicas y de salud de los hogares, a través de créditos personales destinados a la instalación domiciliaria para el acceso a la red de gas hasta tres bocas.

En esta caso, los préstamos serán de hasta $44.500 para todo el país salvo la región sur, donde asciende a $61.500. La tasa de interés es fija y es de 16% para un plazo de 60 meses.

Las inscripciones están abiertas y los principales requisitos para acceder a esta financiación son los siguientes:

Ser argentino, natural o por opción, o extranjero con residencia permanente y tener DNI vigente.

Los ingresos formales del grupo familiar no podrán superar los cinco salarios mínimos vitales y móviles al momento de la inscripción.

Tener entre 18 y 68 años al momento de la inscripción.

Ser propietario/a o alquilar un inmueble que no cuente con una conexión a la red de gas domiciliaria.

 

 

Fuente: Iprofesional.com.ar