Ocurrió durante la noche de vigilia a la espera de la votación por la Legalización del aborto. Al grito de "manga de putas", un militante de PROVIDA se acercó a unas jóvenes y las intimó a pelear.

De acuerdo a los testigos del hecho, el hombre tendría vestimenta y perfil de neonazi. 

No obstante las vallas que dividían a los que estaban a favor o en contra de la despenalización, el manifestante transgredió los límites y se acercó al grito de : “La patria siempre. ¿Quieren abortar? No cojan, manga de putas”.

Acto seguido, al ver a un joven que se acercó para intentar calmarlo, comenzó a amenazarlo. “¿Qué te pasa, la re concha de tu madre? ¿Querés pelear vos? No me interesa nada, yo veo un pañuelo verde y veo enemigo. Son todos enemigos."

También se acercó a un grupo de mujeres y las invitó a pelear, aduciendo que no tenían género.

 

Fuente: El Destape