Marina Simian es directora de un grupo de investigación del CONICET. Son de la Universidad de San Martín y trabajan en el desarrollo de nuevas terapias para combatir el cáncer de mama, mediante el uso combinado de drogas tradicionales y nanotecnología. Además, integra equipos interdisciplinarios para la detección temprana de trastornos de aprendizaje.

Se la pudo ver ayer participando en el programa "¿Quién quiere ser millonario?", un clásico de las preguntas y respuestas, cuya versión argentina conduce Santiago del Moro. Marina participaba para poder financiar su investigación.

"Vinimos acá porque si recaudamos algo es para la investigación", le dijo a Santiago Del Moro. Y se llevó medio millón de pesos. Su participación en el programa se hizo viral en las redes sociales. En el programa, Marina dijo entre lágrimas: "Uno le pone mucho. Es mucho esfuerzo". 

Rápidamente se encargó de dejar en claro cuál es la realidad actual de ciencia y tecnología en el país: "No nos depositan los subsidios que tenemos ganados y tenemos que trabajar. Me anoté porque soy osada y me pareció una oportunidad. Pueden venir cuando quieran a ver el trabajo que hacemos".

En abril pasado 140 directores de 294 institutos que componen el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) reclamaron por el presupuesto y pidieron un “plan de salvataje” para el Conicet, ya que hubo baja en el presupuesto que reciben sus institutos y congelamiento de sus proyectos que ya estaban en marcha.

Simian es doctora en Ciencias Biológicas por la Universidad de Buenos Aires (UBA) y Berkeley y licenciada en Ciencias Biológicas por la UBA. Es investigadora del CONICET en el Instituto de Nanosistemas y en la Escuela de Humanidades de la UNSAM.

 

Fuente: Minuto 1