El hecho ocurrió hoy en un interno de la línea 67. El chofer y los demás pasajeros deberán aislarse por 14 días.

En horas de la mañana, el colectivo tuvo que detener su recorrido mientras se encontraba en el barrio de Recoleta luego de que una pasajera con barbijo tuviera síntomas compatibles con el coronavirus.

Por esta razón es que se activó el protocolo sanitario. Sin embargo, cuando llegó el SAME la mujer se negó a seguir las indicaciones, se atrincheró en el colectivo y forcejeó con los médicos. 

“Se da cuenta de que pone en riesgo mi salud también”, le dice la médica mientras la pasajera reclama que "le abren la puerta" para poder bajarse.

"Se activó el protocolo por la denuncia de un pasajero, la mujer presentaba antecedentes previos por trombosis.Cuando se le preguntó, empezó a dar falsos datos, estaba tosiendo. Pero después contó que estuvo en contacto con gente que había estado donde circula el virus, por eso la trasladamos al Muñiz para hacer estudios", explicó el titular del Same, Alberto Crescenti.

Y agregó:  "Tenemos que determinar si tenía fiebre. Alguno de los pasajeros llamó al 911. Se procedió al aislamiento dentro del colectivo. Hay que hisoparla y ver qué ocurre, es una mujer joven".

"El resto del pasaje, que eran diez personas, no tuvieron contacto con la mujer, por lo que consulté con el juzgado de turno y se resolvió que el chofer los traslade a cada uno a su casa para hacer la cuarentena", añadió Crescenti.

Finalmente, la mujer fue trasladada al hospital Muñiz para someterse a estudios médicos.

⭕️ Mario M. Moray on Twitter

 

Fuente: TN