Un hecho completamente insólito se vivió en Tres Arroyos días atrás: un joven quiso engañar a un hombre ciego de 70 años al decirle que lo llevaba a votar, cuando en verdad intentaba, nada más ni nada menos que engañarlo para que contraiga matrimonio con él, en el Registro Civil.

Durante los trámites de rigor, la estafa fue advertida por los empleados del establecimiento que percibieron una conducta extraña por parte de ambos involucrados, y quedó trunca inmediatamente.

“De esa manera, se puso fin al acto que no pasó de la concurrencia de ambos y los clásicos testigos que dan fe de la soltería, como es tradicional en estos casos”, informaron desde el medio gráfico. Y aseguraron: “No se dieron informaciones oficiales, pero se sabe certeramente que el hecho ocurrió”.

Si bien el caso no llegó a la Justicia, se hizo eco en varios medios locales y de todo el país.

 

Fuente: Infocielo