La historia es macabra: una criatura de 4 años fue llevada a una salita de primeros auxilios por su familia. Ellos dijeron que se había ahogado en una pileta de lona pero, en realidad, los médicos aclararon que la nena murió como consecuencia de una serie de golpes recibidos y que, además, tenía lesiones compatibles con una violación. Por el crimen de la pequeña detuvieron tanto a su madre como a su actual pareja.

 

Marce Ojeda on Twitter

 

Todo comenzó el viernes por la noche, cuando Viviana Beatriz Roldán, de 25 años, y su pareja, Federico Sebastián Espinosa -de 23-, llevaron a Bianca desvanecida a la sala de primeros auxilios de Máximo Paz.

Los médicos realizaron los ejercicios de resucitación correspondientes, pero al no poder revertir el cuadro, derivaron de urgencia a la niña al hospital Ángel Marzetti de Cañuelas, donde finalmente ingresó fallecida.

Al centro de salud acudieron efectivos de la comisaría 2da. de Máximo Paz, que se entrevistaron con la madre de la nena y su pareja. Sin embargo, al tomarle declaración al pediatra de guardia del hospital Marzetti, éste manifestó que la niña tenía lesiones diferentes a las que ellos habían señalado.

Luego de las pruebas recolectadas por los peritos, más los testimonios recabados, la funcionaria judicial ordenó la inmediata aprehensión de Roldán y Espinosa, mientras esperaba los resultados de la autopsia.

Fuente: Minuto Uno.