Edesur detectó "31 conexiones clandestinas en un edificio de lujo" en el barrio porteño de Puerto Madero. "Se trata de la torre SLS Puerto Madero, ubicada en la calle Pierina Dealessi 1770", precisó este miércoles un comunicado de prensa de la empresa publicado.

En un operativo realizado el pasado 29 de junio junto con un escribano público, se encontró que había 31 cajas que no contaban con medidores, y que tenían conexiones clandestinas para dar energía.

Las verificaciones se realizaron en las salas de la torre 1, 2 y 3 del edificio, "ubicadas en una de las zonas más caras de la Ciudad de Buenos Aires, mientras que las tarifas de Edesur son de las más bajas del país".

Según recordó la compañía, "el 58% de nuestros clientes residenciales paga una factura final de hasta $ 1.000 promedio, mientras que el 28,3% abona de $ 1.001 a $ 2.000, y apenas el 6,3% más de $ 3.000" y explicó que "este tipo de conexiones, conocidas como 'en directa', son un gran problema para la red de distribución".

"Además de cometerse un delito (hurto de energía) se altera la red, provocando fallas en el sistema que afectan a todos los clientes que pagan en forma correcta por su consumo", situación que implica también "un enorme riesgo para quien realiza la conexión ilegal", advirtió el comunicado.

En febrero pasado, un caso de hurto de energía fue procesado por la Justicia y condenó a cuatro meses de prisión a un hombre que realizó conexiones clandestinas desde el tablero de luz del edificio que habita hasta su departamento.

Fuente: Minuto Uno