El joven Lucas Vázquez, de 24 años, había sido condenado en 2013 por integrar la banda que protagonizó un violento asalto en la casa del conductor Baby Etchecopar.

Si bien Vázquez debería haber estado cumpliendo condena, había sido liberado y no aprovechó el beneficio porque terminó preso por hacer lo mismo que antes: entrar a robar a una casa, pero esta vez una ubicada en Villa Martelli.

Efectivos de la comisaría 4ta de Villa Martelli lo detuvieron junto a un cómplice, Nicolás González (26). Según precisaron fuentes policiales a Infobae, ambos están acusados ahora de "tentativa de robo doblemente agravado por efracción y escalamiento".

 

Fuente: Infobae.