De norte a sur, Argentina ofrece, a través de su variada geografía, distintas opciones de deportes que pueden practicarse en el marco del llamado ‘turismo aventura’. Ya sea desde el agua, la tierra, hasta las más grandes alturas. En esta ocasión haremos foco en cuatro de los deportes que pueden realizarse en distintos puntos del país.

Montañismo

La Cordillera de los Andes, que se extiende a lo largo de toda la Argentina, ofrece múltiples opciones deportivas. Desde trekking, ascensionismo y escalada. En el norte, uno de los destinos elegidos es el Monte Pissis, que es la segunda cumbre más alta de toda América, en la provincia de La Rioja. Pero, sin dudas, el destino que atrae a los aventureros es el Aconcagua, considerado el más alto de todo el continente. Asimismo, se destacan los volcanes Lanín y Domuyo en Neuquén; el cerro Frey en Río Negro; el cerro Uritorco en Córdoba; y, para aquellos amantes del Trekking, es una visita obligada El Chaltén, conocido como la Capital Nacional del Trekking, donde se encuentra el cerro Fitz Roy.

 

Deportes acuáticos

En la provincia de Mendoza se encuentran ríos ideales para practicar rafting, como el río Diamante, Mendoza y Atuel. A su vez, cerca de San Carlos de Bariloche, se destacan los ríos Manso y Limay, por su agua clara y desnivel. Por otra parte, y para aquellos que practican canyoning, se encuentra, en Misiones, cercano a las Cataratas del Iguazú, el Cañón del río Juramento. Para kayak se recomienda, especialmente, el Delta del río Paraná, las lagunas del Valle Hermoso, en Mendoza, la Reserva Natural Río Deseado, en Santa Cruz y, para los más osados, el canal de Beagle. El surf es muy popular en la costa atlántica y Las Grutas, en tanto en Nequén, Mendoza y San juan se destaca el windsurf. Por último, puede también practicarse buceo en Puerto Madryn, conocida como la Capital del Buceo.

 

Parapente y Aladelta

Los sitios ideales para practicar estos increíbles deportes aéreos son las sierras centrales de Córdoba y San Luis, cerros salteños, las sierras del sur de Buenos Aires, como Tandil y Sierra de la Ventana, en algunos acantilados en playas de la Patagonia, y, por supuesto, a lo largo de la Cordillera de los Andes. A su vez, hay escuelas para estas prácticas ubicadas en Córdoba y Río Negro.

 

Sandboard

Este deporte se describe como una suerte de ‘surf sobre la arena’. Se practica especialmente en zonas de playa que cuenten con dunas que tengan pendientes pronunciadas, mayormente en la Costa Atlántica. Sin embargo, uno de los lugares predilectos en donde puede practicarse es en el norte de nuestro país, más concretamente en la provincia de Jujuy, donde se encuentran las dunas más altas de todo el país, en Huancar de Abrapampa y Yacoraite. También en Mendoza, en el desierto del Nihuil, que cuenta con 80.000 hectáreas de arena. En el sur se destacan los médanos de Puerto Madryn, en la costa de Chubut.