El Norte Argentino es famoso en todo el mundo. Durante todo el año atrae a miles de turistas en busca de aventuras y deseosos de apreciar las múltiples bellezas naturales de sus increíbles paisajes. En esta ocasión, iniciaremos un recorrido por los diez lugares del Norte que no te podes perder.

Carretera de Los Andes, Salta

En la provincia de Salta se encuentra la imponente región llamada Valles Calchaquíes, un paisaje en el que se destacan sus coloridas montañas. Un recorrido fantástico por la historia preincaica y colonial, sus bellísimos escenarios naturales, sus iglesias, sitios arqueológicos, museos y hasta bodegas. La carretera ofrece un paseo inolvidable, pudiendo visitar sitios como el Camino del Artesano, el Criadero de Vicuñas y Centro Artesanal, la Quebrada de las Conchas y de las Flechas y el Parque Nacional Los Cardones.

Cerro ‘La Paleta del Pintor’, Jujuy

En el pequeño pueblo de Maimará, cuyo significado es “estrella que cae”, puede disfrutarse de las espectaculares montañas. ‘La Paleta del Pintor’ es el nombre que se le dio a unos impresionantes accidentes geográficos, que exhiben una variada cantidad de colores, con la sensación de que hubieran, realmente, sido pintadas a mano por alguien. Se destacan sus tonos rojizos, amarronados, anaranjados, amarillos, ocres y salmones.

Cuesta del Lipán, Jujuy

Cuesta del Lipán es el nombre con que se conoce al camino que une Purmamarca con Salinas Grandes. La cuesta se ubica en Jujuy en un paisaje único. Un precipicio imponente, montañas con hermosos tonos verdes, grises y marrones, que fueron erosionadas por el viento, el agua y el correr del tiempo. Asimismo, la intervención del hombre se destaca en la construcción del camino para poder recorrerlo.

Iruya, Salta

Ubicada a 2.780 metros sobre el nivel del mar, y a unos 320 km de la capital Salteña, Iruya es conocida por su increíble belleza natural y su pueblo, también destacado por ello. A su vez, posee una interesante historia: allí, la cultura de los pueblos originarios se mezcla con la cultura hispana, generado un espacio único de interculturalidad.

Pucará de Tilcara, Jujuy

Ubicado a 2500 metros de altura, en el centro de la Quebrada de Humahuaca, Pucará de Tilcara recibe miles de visitas durante el año. No sólo de turistas, sino también de arqueólogos, antropólogos y científicos que llegan hasta allí por el enorme valor histórico de la zona. Unas sesenta construcciones han sido restauradas y pueden recorrerse, en un paseo dividido en tres barrios: la entrada, la Iglesia y el del Alto o del Monumento.

Salinas Grandes, Jujuy y Salta

Ambas provincias comparten esta maravilla natural denominada Salinas Grandes. Puede accederse a ellas desde San Antonio de los Cobres y también desde Purmamarca, a través de la Cuesta de Lipán. En su centro se aprecia un imponente lago seco de sal evaporada, que oficia como un espejo, reflejando el cielo en un espectáculo verdaderamente imperdible. A su vez, se encuentran cercadas por dos brazos montañosos.

Quebrada de Purmamarca y Cerro de los Siete Colores, Jujuy

La imponente Quebrada de Purmamarca es, definitivamente, uno de los destinos imperdibles de Jujuy, donde son típicos los cardones del ecosistema de los cerros, dándole a la región características únicas. A su vez, se destaca, en las afueras de la ciudad de Purmamarca, el conocido Cerro de los Siete Colores, un espectáculo maravilloso de la naturaleza, originado hace aproximadamente setenta y cinco millones de años atrás.

Parque Nacional Talampaya, La Rioja

Dicho Parque ocupa una superficie aproximada de 215 mil hectáreas, y se ubica al sur de la provincia de La Rioja. Se destacan sus tonos rojizos y marrones, en un escenario que permite recrear cómo fue el paso del tiempo allí. En su entrada puede también visitarse una feria artesanal, un restaurante-confitería y un camping que hospeda a los visitantes que se acercan al Parque para realizar las excursiones por sus increíbles senderos.

Campo de Piedra Pómez, Catamarca

Ubicado al norte de la provincia de Catamarca, se ubica este fantástico lugar, rodeado de rocas blancas y rosadas sobre arenas negras, volcanes y montañas. Tiene una extensión de 25 km, en los que puede apreciarse un paisaje que se asemeja a un gran mar de rocas blancas y rosadas. La acción del viento con el correr del tiempo dio diversas formas a las rocas, creando verdaderos corredores y esculturas. Las excursiones a esta zona parten desde la localidad de El Peñón.

Quebrada de las Conchas, Salta

Un recorrido de 83 kilómetros donde pueden apreciarse las variadas y fantásticas formas que la erosión del viento y el agua dieron a las montañas, de tono terracota. Entre las más destacadas se encuentran las formaciones Anfiteatro, el Sapo, el Fraile, el Obelisco y los Castillos. Asimismo, antes de llegar a Cafayate, pueden visitarse los médanos, que brindan un paisaje verdaderamente imperdible.