La Ciudad de Buenos Aires se destaca por su múltiple oferta turística. Ya sea cultural, como gastronómica o histórica. En esta ocasión, nos referiremos al atractivo arquitectónico de la ciudad, a través de cinco de sus palacios históricos más famosos.

Palacio Paz

Ubicado frente a la Plaza San Martín, el Palacio Paz está formado por tres alas que rodean un jardín interno, el cual, originalmente, se extendía hasta la calle Esmeralda. Casa una de ellas cuenta con cuatro plantas, además de un entre piso. Se cuenta que como inspiración para su construcción, se tomaron como modelos el Palacio de Chantilly y uno de los frentes del Palacio del Louvre. El Palacio Paz puede recorrerse mediante visitas guiadas.

 

Palacio Barolo

Ubicado sobre Avenida de Mayo, el Palacio Barolo cuenta con una superficie cubierta de 16.630 metros cuadrados y su construcción comenzó en el año 1919, constituyéndose como el palacio más alto de Latinoamérico. Su estilo y arquitectura representan un espectacular homenaje a la Divina Comedia, de Dante Alighieri. En la actualidad, allí funcionan oficinas.

 

Palacio Bosch

Ubicado frente a los bosques de Palermo, el Palacio Bosch perteneció, incialmente, a la familia del embajador Ernesto Bosch y, desde 1929, es la sede de la embajada de Estados Unidos en la Argentina. Cuenta con imponentes salones, escaleras de mármol, y un jardín deslumbrante.

 

Palacio Ortiz Basualdo

Diseñado por el arquitecto francés Paul Pater en el año 1912, y ubicado frente a la plaza Carlos Pellegrini, el Palacio Ortiz Basualdo es considerado como un exponente de la arquitectura Beaux Arts. Incialmente fue construído para el matrimonio de Daniel Ortiz Basualdo y Mercedes Zapiola, pero, desde 1939, es la sede de la Embajada de Francia en Buenos Aires.

 

Palacio Errázuriz

Ubicado sobre la Avenida del Libertador, el Palacio Errázuriz fue construído por el arquitecto francés René Sergent, quien, curiosamente, dirigió el proyecto sin nunca visitar el país. Cuenta con cuatro plantas y tiene bellos jardines, diseñados por el paisajista Achille Duchêne. Cuenta con casi 46.000 metros cuadrados y en la actualidad funciona allí el Museo Nacional de Arte Decorativo.