Continúan las repercusiones sobre la burla que “interpretó” la conductora Verónica Lozano, parodiando al periodista Nicolás Wiñazki, y Baby Etchecopar volvió a la carga.

La conductora se burló en su programa de la tarde -en televisión abierta-, del periodista, quién se había mostrado emocionado y con pena ante la imposibilidad de conocer a su sobrina recién nacida.

Como Baby Etchecopar es amigo cercano de Corcho Rodríguez, la pareja de Verónica Lozano, la crítica pública llamó más la atención al revelar una anécdota íntima.

Consultado por el cronista de “Hay que ver”, el periodista amplió su postura: “No me gustó para nada. Nico me parece un gran periodista y, si alguno tiene un sentimiento por algo y llora, el dolor no se parodia“, sentenció.

Y sobre Lozano, apeló a su honestidad: “Yo la he visto hacer notas excelentes y la he visto hacer cagadas. No porque sea la mujer de un amigo, con la que nunca hablé, la voy a defender”, se sinceró el conductor.

Y agregó: “Ella es muy simpática, muy buena persona, pero esto no es matarla, es decirle ‘la pifiaste’. A lo mejor pasa porque yo lo viví en carne propia”, aclaró Baby.

Y fue más específico sobre cómo es su relación actual con su amigo Corcho: “No me invitaron al casamiento, nunca comí en su casa, no sé ni dónde viven. Desde que está con esta chica, hablamos solo por teléfono“, advirtió.

Cabe destacar que a Lozano la considera “graciosa e inteligente”: “Es psicóloga, sabe hacer televisión y llevarte donde ella quiere. Por eso, me pareció raro lo que hizo con Wiñazki. A mí me hubiera convenido salir a favor de ella, porque soy amigo del marido, pero me gusta ser imparcial“, reveló.

 

Fuente: La Nación