La historia salió a la luz en las redes sociales, donde varios seguidores de Martita Fort  se comunicaron por mensaje privado para contarle que nadie se olvida de Ricky Fort, el hombre que tanto los hizo reír en la TV.

La adolescente, que está por cumplir 16 años, pidió que le mandaran fotos del “santuario” donde le rezan al mediático y se emocionó por las palabras de la gente.

“Me mandaron una foto del altar a mi papá en la Facultad de Medicina. Le hacían pedidos para aprobar. La persona que me lo mandó se recibió de médica”, contó, sorprendida.

 

 

Los altares para Ricky Fort tienen en general un uso irónico de la simbología religiosa. “Comandante Fort: Aprobar el final de Fisio. Regularizar Micro”, “Padre nuestro que estás en el Cielo, santificado sea Miameee, líbranos de Vargas, amén”, son algunas de las frases que figuran en las estampitas y carteles que los alumnos dejan en el altar.

 

 

La hija de Ricky también se alegró por los resultados positivos que tuvieron aquellos que depositaron su confianza en el querido empresario. “Gracias a tu papá todo el curso aprobó las cinco integradoras”, le dijeron.

 

Fuente: La 100 Radios