La viralización de la inédita foto despertó todo tipo de especulaciones. ¿Qué pasó entre ellos?

La historia es así: en el año 1997 el por entonces joven Brad Pitt se encontraba en la Argentina rodando la película Siete años en el Tibet. Graciela Alfano tuvo la oportunidad de conocerlo en uno de sus viajes al Sur. Días atrás, la ex vedette fue quien subió la inédita foto a su cuenta de Instagram, donde se la veía muy acaramelada junto al actor.

La imagen rompió las redes y sus seguidores no dudaron que entre ambos había existido una relación sentimental.

Alfano se sinceró con el portal Teleshow y reconoció que todo se había tratado de una broma. “Fue un chiste. En realidad, se trató de un montaje que hizo un amigo mío. En la foto original, Brad está con Jennifer Aniston, pero quedó tan bien porque ella tiene casi la misma contextura física que yo. Y la gente se la creyó. Pero nosotros la hicimos solo para divertirnos en el programa”, explicó.

“Al público le encantó vernos juntos. Esta foto debería haber sido una película, porque la gente quería creer la historia. Nosotros no pensamos que iba a tener semejante repercusión. Pero es una ficción que todos compraron. En los comentarios, me ponían que hacíamos una hermosa pareja, que tendríamos que haber tenido hijos, que yo estaba más linda que Jennifer en la foto original...”, confesó Alfano.

No obstante, aunque no hubo registro fotográfico, lo cierto es que el encuentro entre Graciela y Brad existió. “Me lo crucé en San Martín de los Andes, en la calle. Yo estaba con toda mi familia. Fue en la época en la que él había venido a filmar Siete años en el Tibet, a fines de los 90. Él estaba solo, pero yo estaba casada y tenía a mis hijos chicos”, confesó Alfano.

“Fue un encuentro casual y no había selfies en esa época. Si hubieran existido los celulares, lo hubiera gastado a fotos”, aseguró.

“Nos saludamos, cruzamos un par de palabras y me pareció increíble, pero no nos vimos más”, concluyó Alfano.

 

Fuente: Infobae