Aunque también es la historia de un desamor, de un desafío y de un nuevo rumbo. Esta es la historia de Liz Haslam, una mujer que creyó haber encontrado al amor de su vida. Este amor era Mike, con quien estuvo 25 años casada.

Pero un día Mike le hizo un gran planteo y ultimátum en donde la obligó a elegir entre sus mascotas o él. Pero el amor de esta mujer por sus perros y por su refugio es mucho más fuerte que cualquier otro amor. 

La historia de la mujer que dejó a su marido por sus perros

Relación de Liz y Mike

Liz Haslam conoció a Mike cuando ella tenía tan solo 16 años, se enamoraron y cuando ella terminó la escuela se fue de su casa para mudarse a una casa de campo en Barnham, Suffok, en donde tenían gran cantidad de terreno libre.

Juntos Liz y Mike tuvieron un hijo y llegó el día de cumplir 25 años de casados. Pero un día este amor dejó de ser lo que era. Las cosas entre ellos comenzaron a ponerse cada día más ásperas.

Un poco sobre Liz

Liz puso en el terreno libre que tenían un refugio y fundación de perros buldog terrier del cual vive económicamente y que la hace muy feliz. Los perros lo son todo para ella desde pequeña que tiene un gran amor. 

El conflicto entre Liz y Mike

Cuando Mike no soportó más que la atención total de Liz vaya a los perros le preguntó si tenía que elegir a quién escogería: si a sus perros y su fundación o a él, su marido y padre de su hijo. 

Liz sin dudarlo tomó la dura decisión y le dijo que prefería quedarse con sus perros. El amor de ella hacia los bulterriers es más fuerte e incondicional que el amor por Mike así que decidieron separarse por el bien de todos.

Liz y sus perros

Esta mujer lo da todo por sus amigos caninos y se dedica a atender sus necesidades y a darles la mejor calidad de vida que puede. Pasa muchas horas cuidándolos, limpiándolos, dándole los cuidados médicos que necesitan, yendo a caminar con ellos y mucho más. 

La fundación de Liz

La fundación y refugio de Liz es una organización benéfica que tiene como primer motor las donaciones y además ella se ocupa de rescatar a los perros que no se aceptarían en los albergues de perros.

Rescató más de 200 perros y también se ocupa de alojar a mascotas que sus dueños se fueron de vacaciones y de esta forma cobra dinero para poder mantenerse y mantener a sus perros.

 

Fuente: Positivo Mundo