Una mansión en las afueras de Londres tiene en vilo a mucha gente. En su entrada hay dos autos y dentro de la propiedad incluso hay ropa de sus antiguos dueños. Sin embargo hace años que nadie vive ahí, y los vecinos se preguntan a quién perteneció y por qué fue abandonada.

 

 

La curiosa historia fue contada por el diario The Sun, que publicó fotos del exterior, del interior y del jardín trasero. Allí se puede ver el pasto crecido a varios metros de altura, al punto que termina por encima del techo de unos autos.

Mientras que el living guarda aún más misterio. Un juego de vajillas apoyado sobre una mesa; una mesa de pool con las pelotas sobre la superficie; un reloj de aguja, un piano con las partituras abiertas y hasta un telescopio son algunos de los elementos que se pueden encontrar.

 

 

En tanto que la cocina causa aún más intriga. Al techo roto por la humedad se le suman unos platos sobre la mesada y las cacerolas sobre algunas hornallas.

 

 

Por otra parte, el baño presenta grandes contrastes, al contar con un lujoso jacuzzi y un lavamanos completamente sucio.

 

Mientras que una de las habitaciones tiene papeles desordenados, una botella de alcohol sobre una mesa y ropa colgada en perchas.

 

 

La persona que ingresó al lugar y sacó todas estas fotos fue entrevistada por el diario The Sun, a quien le contó que a lo largo de su vida se metió en varias casas abandonadas, pero que nunca había visto nada igual.

“Es literalmente como si la gente que vivía allí se levantara en medio de la noche y corriera sin tomar nada, tal vez huyeron”, comentó.

 

 

Fuente: La 100 radios