La lluvia se terminó robando el protagonismo en la previa del Superclásico, donde se está hablando más de las posibles complicaciones generadas por el agua que del partido. Es que más allá de que el campo de juego de La Bombonera responda de buena forma, lo que preocupa es cómo llegar a la zona sin atravesar mayores dificultades.

Claro está, los grandes problemas se notaron en los alrededores del estadio por las inundaciones generadas por los cerca de 40 milímetros que cayeron en la zona. ¿La recomendación? Llevar hasta botas, porque el algunos sectores el nivel del agua llega hasta los tobillos. 

 

Fuente: Olé - Fox Sports