Varios países en el que los fenómeno OVNI se registran anualmente, como Italia, España y Francia, parecen haber aumentado aún más ese tipo de observaciones, quizá porque más gente está en sus casas sin hacer demasiado por el confinamiento que es exigido por los gobiernos debido a la situación crítica que viven por la pandemia de coronavirus.

Así, los investigadores explican que, al haber menos smog por no haber casi tránsito en las calles italianas y españolas, el cielo se ha disipado bastante, lo que favorece la observación de objetos antes no detectados, en especial desde edificios de departamentos.

En ciudades como Barcelona, Málaga, Marsella, Venecia, Florencia y Milán, se han reportado las visualizaciones de fenómenos, aunque no parecen tener relación entre uno y otro avistamiento. 

Varios vecinos turineses indicaron haber visto noches atrás unas luces  que realizaban errantes movimientos a velocidades increíbles, sin encontrar explicación alguna.

Lo mismo sucedió en Venecia, donde algunos habitantes que viven cerca de una parada central del Vaporetto, las lanchas que circulan por canales en la mítica ciudad, ahora semidesierta, explicaron días atrás haber visto desde las ventanas de sus hogares un extraño objeto con forma de cigarro moviéndose lentamente, para de pronto salir vertiginosamente con rumbo al sur.

Aún así, no se han registrado imágenes, y la noticia pasó desapercibida, en medio de la enorme crisis sanitaria que vive el país, muy afectado por la pandemia del coronavirus, ya que está al tope de muertes entre las naciones europeas. Las presunciones de los investigadores es que naves extraterrestres podrían estar haciendo una observación de los hechos, dada la magnitud de los acontecimientos.

 

Fuente: Crónica