La Gobernadora de Buenos Aires se quiso 'lavar las manos' de la gravísima situación de aportantes truchos en su campaña y le echó tierra a Cambiemos, o sea, al presidente; en un acto de cinismo pocas veces visto. Claro, con la complicidad de Pamela David. 

 

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, responsabilizó a Mauricio Macri por el escándalo de los aportantes truchos que se utilizaron para las campañas electorales del partido de gobierno.

"Es más fácil decir que son los aportes truchos de Vidal y no los aportes del frente electoral Cambiemos 2017", deslizó Vidal para desprenderse de la polémica.

Fuente: Diario Registrado