Adéle Grosse estaba paseando con su marido por la costa de Britannia Bay, localidad ubicada al oeste de Sudáfrica, cuando se cruzaron con el cuerpo de un calamar gigante. Al verlo sobre la orilla, intentaron empujarlo hacia el mar de nuevo para que no muera, pero eso ya había sucedido. Aunque su cuerpo no tenía ninguna herida externa o mordedura de otro animal, el molusco parecía haber fallecido hace tiempo.

Cuando vieron que no había nada más para hacer, lo comenzaron a grabar y lo publicaron en las redes. Esto llamó la atención de biólogos marinos de la zona y, actualmente, el animal permanece congelado hasta que los científicos del Museo Iziko de Ciudad del Cabo. Esto lo hicieron con vistas a estudiar su anatomía y ADN. Desde allí, afirmaron que el animal medía casi 3 metros de largo, haciéndolo un ejemplar de buen tamaño.

La causa de la muerte no se conoce aún pero la pareja explicó que hubo un fuerte oleaje en la zona la noche anterior. Esto podría indicar que alguna ola lo arrojó a la playa y lo dejó fuera del agua hasta que murió.

 

Encuentran restos de calamar gigante en mar de Sudáfrica

 

Qué medidas puede alcanzar el calamar gigante

Científicamente conocido como architeuthis dux y que se consideraba un mito en la antiguedad, puede llegar a medir más de 4 metros de largo y pesar hasta 330 kilos. Estas criaturas tienen los ojos más anchos del mundo que alcanzan los 30 centímetros. “Parecía un majestuoso animal prehistórico”, había dicho Adéle en diálogo con medios locales.

 

Fuente: Radio Mitre