El delantero sufrió un brutal golpe por parte del arquero brasileño Gabriel.

El Pipita fue a cabecear un centro y el arquero salió a despejar con mucha fuerza. El jugador argentino terminó tendido en el suelo y con una gran herida en su cabeza.

Ante la falta de reacción de Higuaín, Gabriel y los defensores locales llamaron a los médicos de manera inmediata. Una desgracia con suerte. A los minutos el jugador ya se encontraba nuevamente jugando.

Mirá el video

Guillermo Leonelli on Twitter