La posibilidad de adquirir casi toda la ficha de Silva en 3.000.000 de dólares es concreta,

Boca se mueve rápido debido a que existen muchos sondeos por Fabra, quien la dirigencia espera que sea transferido si llega una oferta por los diez millones de euros de la cláusula de rescisión.

Silva es un pedido especial de Guillermo Barros Schelotto, quien ya lo dirigió entre 2016 y 2017. Incluso no hay que descartar que termine llegando igual aun sin ser vendido el colombiano.

 

Fuente: Diario Registrado