El legendario boxeador estadounidense Mike Tyson no deja de sorprender a sus seguidores en cada entrevista que brinda. En diálogo con ESPN, el ex púgil de 53 años reconoció haber usado la orina de sus hijos y su esposa para evitar que saltaran los controles de antidopaje en la previa a sus peleas.

En la autobiografía que salió a la luz en 2013, titulada "Undisputed Truth", el ex campeón de los pesos pesados ya había reconocido que en la mayoría de sus presentaciones había entrado drogado al cuadrilátero. También revelaba que había utilizado un pene falso pero nunca detalló de quién era el contenido del mismo ni cómo lograba superarlo.

En el reportaje,el entrevistador le mostró una foto de Donell Cooper II, basquetbolista que fue castigado por usar sustancias prohibidas. El jugador intentó cambiar su orina por la de su esposa para pasar un control antidoping y cuando llegaron los resultados descubrieron que había gHC (hormona producida por la placenta, que indica que esa persona está embarazada).

"Yo se algo sobre eso", reconoció Tyson y agregó: "Yo solía usar la orina de mi esposa y entonces ella me decía: 'cuando salgan los resultados te van a decir: señor Tyson, está embarazado', entonces mejor comencé a usar la orina de mis hijos".

Al mismo tiempo, el ex boxeador contó como hacía para engañar a los médicos, ya que ellos siempre están presentes durante el examen: "Es que tienes el 'whizzinator', el pene falso. La mayoría de los hombres, aunque seas gay se sienten incómodos cuando les muestras el pene, así que cuando les mostraba el pene ellos se volteaban. Yo me lo sacaba con la mano y me decían que lo hiciera yo solo". Cuando los médicos se volteaban para darle privacidad, Tyson aprovechaba para realizar la maniobra y engañarlos en más de una ocasión.

Sin embargo, en su autobiografía "Undisputed Truth", comentó qué sucedió la vez que dio positivo por marihuana en su combate frente a Andrew Golota en el año 2000. Aquel día, los miembros de su equipo no llegaron a tiempo para darle el pene falso con la orina limpia.

 

Fuente: Infobae