Ricardo Centurión vivió los festejos de Racing campeón desde afuera. Habrá escuchado cómo los hinchas que tantas veces celebraron sus goles y gambetas ésta vez optaron por silbarlo cuando fue nombrado en la consagración. 

"En la vida privada he fallado muchas veces y es parte del aprendizaje. Estoy arrepentido y me hago responsable", admitió Ricky sentado a la mesa del programa que conduce Mirtha Legrand en Canal 13.

El jugador se refirió a los consejos que le dio Oscar Ruggeri durante una entrevista televisiva en Fox. El Cabezón intentó hacerlo recapacitar  acerca de las dificultades personales que lo alejan de la cancha y atentan contra su carrera profesional. 

"Que las palabras vengan de parte de él, siendo campeón del mundo, a mí me hace bien. Dije lo que quería escuchar mucha gente", agregó.

El futuro del jugador de 26 años por ahora es una incógnita, aunque de acuerdo a lo que adelantó Blanco, será en el exterior. Mientras tanto, Centu continúa con su vida, con esa fina frontera entre lo público y lo privado. 

"Vivo en la casa de Gran Hermano en Buenos Aires. Todos me filman, todos están esperando que me equivoque", resumió el futbolista para graficar la repercusión que provocan sus actos en los medios de comunicación. 

 

Fuente: Clarín