Por decisiones propias y factores externos, Guillermo Barros Schelotto jamás logró encontrar en Boca estabilidad en un puesto clave: el arco.

Desde que asumió en marzo de 2016, el Mellizo utilizó a cinco arqueros, y ayer se sumó el sexto: Carlos Lampe. Esa media docena de guardavallas en 30 meses se contrasta con la era Orion, amo y señor de los tres palos xeneizes durante cinco años seguidos, de julio de 2011 a julio de 2016.

En esta infografía, un repaso por la actuación de cada uno de los arqueros utilizados por Guillermo en Boca, los números de cada uno y las razones de sus respectivos reemplazos.

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: La Nacion