El Príncipe Andrés se encuentra envuelto en un escándalo sexual junto con el empresario Jeffrey Epstein motivo por el cual la Reina Isabel II decidió cancelar la ceremonia que estaba planeada para celebrar el cumpleaños 60 del Príncipe, según lo publicado en el Sunday Times.

El evento estaba previsto para el 16 de febrero de 2020, con la asistencia de organizaciones benéficas pero dadas las circunstancias donde el príncipe podría tener que declarar ante el FBI la celebración se reducirá en una cena familiar, explica el diario. 

La estrecha amistad del hijo de la monarca con el pedófilo Jeffrey Epstein, quien se suicidó el 10 de agosto en una cárcel de Nueva York mientras esperaba un juicio por cargos de tráfico sexual, explotó en Reino Unido y lo obligó a retirarse de sus deberes reales. Sus declaraciones a la BBC dañaron la imagen de la casa real británica ante la opinión pública.

En su entrevista con Emily Maitlis, el hijo de la Reina negó repetidamente las denuncias de Virginia Roberts, también conocida por el apellido de casada, Giuffre, que aseguró que fue abusada tres veces por él. “No ocurrió. Puedo decir categóricamente que nunca pasó. No me acuerdo haber conocido a esta señora”, insistió el príncipe pese al material fotográfico.

Giuffre, una de las denunciantes en el caso Epstein, dijo que había sido forzada a mantener relaciones sexuales con el príncipe en Londres en 2001, cuando ella tenía 17 años, y después en otras dos ocasiones en Nueva York y en la isla privada del financista en el Caribe.

 

El príncipe Andrés y Virginia Roberts (ahora Giuffre) /The Grosby Group
El príncipe Andrés y Virginia Roberts (ahora Giuffre) /The Grosby Group

 

La boda de la Princesa Beatriz hija de Andrés, también se podría ver opacada y pasar desapercibida, pues una característica de los York sobre el resto de los royals británicos es la lealtad entre ellos y siempre ha sido su arma más fuerte. Después de las declaraciones del príncipe sus hijas han permanecido en silencio.

El reciente escándalo del hermano del Príncipe Carlos provocaría que la próxima boda de la Princesa Beatriz y Edoardo Mapelli Mozzi sea opacada o pase desapercibida”, reveló una fuente al Daily Beast.
Después de la retirada del príncipe, las princesas seguirán teniendo limitados compromisos reales al año, como siempre lo han hecho, se dice que el Palacio hará todo lo posible para protegerlas de los daños de este escándalo, así lo mencionó un portavoz del Palacio de Buckingham al Daily Mail.