No se vio por televisión pero trascendió:  en pleno partido contra Argentino de Merlo, Marcelo Gallardo le pidió a la gente que no cantara. ¿Qué pasó?

El entrenador millonario quería que la hincha dejara de entonar el clásico "olé, olé" cuando el partido recién iba 2-0 a favor de River. La gente accedió y le dio el gusto al Muñeco.

Tras ser consultado en conferencia de prensa por esto, Gallardo dio sus razones: “No era un partido para el ole y había que respetar al rival. Tampoco estábamos para tirar manteca al techo y por eso intenté que se tranquilizara la gente”. 

¡Un grande!

 

Fuente: Olé