En los inicios de su carrera Alejandro Fantino, se hizo reconocido como relator de la campaña de Boca en épocas de Mauricio Macri y Carlos Bianchi.

Por eso, siempre tendrá su corazón xeneixe. Sin embargo, en la últimas horas se conoció que Juan Román Riquel se sumó a la lista opositora de Jorge Ameal y Mario Pergolini de cara a las elecciones presidenciales en el club y Fantino no parece estar muy de acuerdo con la decisión que, dicho sea de paso, deja muy golpeada al oficialismo de Daniel Angelici y Christian Gribaudo.

"Riquelme arregló con el peor presidente de la historia del club. Y lo sé porque lo viví desde adentro. No se clasificó a la Copa Libertadores y tuvo un muy mal desempeño futbolístico. Boca quemó hasta a Bianchi en la época de Ameal, me sorprende muchísimo lo que hizo Román realmente", fueron las palabras del relator en su programa en Radio La Red.

En el día de ayer se conoció que Román será candidato a vicepresidente segundo y, en caso de ganar, se ocupará del departamento de fútbol profesional: es decir, elegirá al nuevo entrenadar, decidirá si Carlos Tevez merece seguir en el club, buscará refuerzos y diagramará un plan de desarrollo para las inferiores. R

"Hay estupor en Boca. Creo que jugar así, como se dice en el barrio, no es gratis. Algo raro pasó en la política de Boca para que Román jugara como lo hizo, horas antes del cierre de listas, sin darle chance a nadie de que reaccione", agregó Fantino haciendo referencia a que el ex jugador esperó al último día antes del cierre de listas para anunciar a qué candidato apoyaría, y eso cayó como un balde de agua fría en el oficialismo.

El 10 tuvo serias conversaciones con Gribaudo y Angelici. Y en el entorno de los actuales dirigentes de Boca creían que se iba a decantar por la opción de apoyar por la continuidad del macrismo. Pero Román se plantó, hizo un nuevo Topo Gigio y lidera la lista opositora que más votos maneja. "Sabemos que mueve a la gente", dijo Ameal en TN hace pocas horas.

Para Fantino, lo que hizo Román "estuvo premeditado". "Ni siquiera la gente de Ameal sabía la decisión", explicó.

“Muchos creen que fue premeditado lo de Riquelme, los más enojados creen que fue un plan trazado desde hace un tiempo. Es libre de hacer lo que hizo, como el mejor jugador de la historia que es y porque la gente lo ama, pero llama la atención porque que estuvo una semana pidiendo unidad en el club, y así jugaba políticamente o incluso podría ser presidente. Yo interpreté que si no había unidad, él no iba a jugar", finalizó.

 

 

Fuente: TN - Toda Pasión