De la Selección argentina se fue por la puerta de atrás. Jorge Sampaoli nunca pudo tener el control de un equipo con futbolistas "pesados". Con una generación brillante, que quería revancha, pero que había retenido muchos vicios, el hombre de Casilda no pudo imponer su sello y su paso por la celeste y blanca fue calificado como un fracaso. Sin embargo, a poco más de un año de aquella fatídica Copa del Mundo, el entrenador se luce en el Santos de Brasil y hasta es pretendido por la Selección de Ecuador de cara al comienzo de las eliminatorias.

Bajo la tutela de Sampaoli, el exequipo de Pele y Neymar, entre otros, es líder del Brasilerao con 29 unidades, (9 triunfos, 2 empates y una caída) seguido por Palmeiras, actual campeón, con 27 y Flamengo con 24. La buena performance en el torneo volvió a destacar al entrenador como uno de los más capaces del mundo. Con un plantel sin figuras, pero con una idea de juego definida, el Santos logró ser uno de los más poderosos.

El presidente de Santos, José Carlos Peres, admitió en las últimas horas que teme que algún club abone la cláusula de rescisión del entrenador y se lleve al técnico que ubicó al equipo en el primer puesto del torneo.

"Estaría mintiendo si descartase la posibilidad de que algún club se presente y abone la cláusula de rescisión de contrato de Sampaoli; la preocupación existe, pero creo en él y que al menos seguirá hasta diciembre próximo. Esperemos que nos saque campeón", dijo el dirigente a Radio Bandeirantes.

La cláusula para que Sampaoli abandone Santos asciende a 3.300.000 dólares, cifra que no parece una traba en el mundo del fútbol.

El DT argentino tiene contrato hasta finales de 2020 y además de la Selección de Ecuador, también hubo sondeos del Flamengo, que tentaron al entrenador, que por ahora tiene decidido quedarse en el Peixe.

 

 

Fuente: TN - Toda Pasión