Ensimismado y  con una mirada oculta detrás de unos anteojos oscuros,  Lopetegui enfrentó al grupo de periodistas.

"Estoy muy triste", confesó el español, tras abandonar la concentración del seleccionado que hasta hace unas horas él dirigía, y antes de subirse a un avión que lo devolverá a España.

Recordemos que la España que él dirigía marchaba invicta hacia el Mundial. Ahora un nuevo DT asumirá la responsabilidad de mantener el nivel de Lopetegui.

Fernando Hierro, su reemplazante en Rusia,  tuvo palabras de afecto hacia él. "Mi gran admiración y cariño por Julen, por todo el trabajo que ha realizado, y le deseo todo lo mejor en su nueva andadura", comentó.

 

Fuente: Clarín