A instancias de Maximiliano Gastón López, el doctor Andrés Beccar Varela interpuso un exhorto diplomático para embargar las cuentas de Wanda Solange Nara. Este nuevo escándalo se originó tras declaraciones de la modelo y su abogada, Ana Rosenfeld, quienes según el futbolista habrían violado el “bozal legal”, derivado del juicio en curso. El pedido fue enviado a Milán, y es por una suma millonaria.

Los dichos que molestaron fueron vertidos en tres programas televisivos. Según la documentación, con fecha del 12 de noviembre de 2014, se denunciaron tres incumplimientos de Wanda, respecto de la medida cautelar dictada con fecha el 21 de noviembre de 2013.

El primer hecho apuntado es del 24 de junio de 2014, cuando Nara mantuvo una conversación telefónica que salió al aire en El Diario de Mariana, programa de eltrece. Durante dicha conversación, la demandada se refirió a circunstancias vinculadas con la conflictiva entre las partes. Luego, el 27 de junio de 2014, la demandada habría violado la orden mediante a través de su apoderada, Ana Rosenfeld, como interpósita persona. Ese día, la letrada estuvo presente en Tiene la Palabra, ciclo de TN, en ese momento conducido por Luis Otero. Durante su paso por la TV, Rosenfeld habló sobre la relación entre su clienta y el demandante.

El 3 de noviembre de 2014, Wanda habría vuelto a violar la orden judicial, siempre según su exmarido, nuevamente a través de su abogada como interpósita persona, quien participó del mencionado programa de Mariana Fabbiani, oportunidad en la que también habría ventilado aspectos del conflicto entre las partes que no debían ser difundidos.

Estas tres infracciones fueron debidamente acreditadas en autos mediante los DVDs de cada programa. El embargo sobre los fondos de Wanda es por $2.287.500 por las tres infracciones, equivalentes a U$S150.000 (U$S50.000 por cada infracción). Cuando se ordenó, el dólar estaba a $15.25. Además, se presupuestaron $400.000 para intereses y costas.

Fuente: Ciudad Magazine