En La Tribuna de Guido, el ciclo que conduce Guido Kaczka  por la pantalla de El Trece, Rocío Marengo se quebró en vivo y destapó una fuerte crisis personal. 

Todo comenzó cuando, a pedido de Iliana Calabró, otra integrante de la tribuna del ciclo, uno de los participantes, Matías Herrera, cantó el tema lírico 'O sole mio y luego El día que me quieras, el legendario tango de Carlos Gardel y Alfredo Le Pera.

Apenas terminó la interpretación, Rocío rompió en llanto, situación que descolocó al conductor. "Pará todo, ¿qué te pasó?", le preguntó Kaczka. "Estoy bien, estoy bien. Se me mezcla con cosas personales. Perdón, perdón", respondió Marengo, con congoja.

Al instante, el animador se acercó a su posición, la abrazó y explicó: "La está pasando bravo, Rocío. Como nos sucede a veces en la vida que tenemos esas situaciones tan dolorosas y a la vez tenemos que seguir adelante con lo que hacemos por nosotros y por las personas que nos rodean. Y es muy díficil".

"Es la vida y gracias al equipo y a vos, de corazón", agregó Rocío. "Vamos a hacer una cosa, vamos a un corte y volvemos", decidió Kaczka, enseguida, para que Marengo pueda reponerse.

A pesar de no decirlo públicamente, Marengo tuvo un motivo para quebrarse frente a cámaras. Es que, según trascendió desde el entorno de Rocío, el padre de la mediática tiene problemas de salud.

 

Fuente: Clarín