El jugador del Real Madrid vivió la práctica abierta de Portugal con mucho enojo y lo expresó contra un grupo de nenes que lo vitoreaban desde la tribuna.

Para completar la jornada, minutos más tarde discutió con un compañero y luego, tras una jugada fallida envió una pelota fuera del predio de la práctica

 

Fuente: El Destape