"¿Cómo estamos para el sábado? Esta vez se nos tiene que dar. Este culón de Gallardo...". Las palabras nacieron de la boca de Mauricio Macri en una charla informal con empleados de un laboratorio, palpitando el cruce de la Superfinal de la Copa Libertadores.

El Presidente nunca se imaginó que sus dichos iban a tener tantas repercusiones. Minutos después, el video estaba dando vueltas en redes sociales y recibió muchas críticas, pero él decidió bajarle el tono a la polémica.

"Nadie se puede molestar. Lo más lindo que existe entre Boca y River es la rivalidad, la pica, la gastada. Es parte de esa lógica. Jamás puede pasar al nivel de violencia porque ahí se pierde todo", dijo en una entrevista con Fm Niquixao 97.1 de El Rodeo, Catamarca. "¡Qué haríamos los hinchas de Boca sin los de River y viceversa, no tendría sentido nuestra vida!", completó.

Sin embargo, parece ser que la polémica no terminó ahí. El presidente de River salió a responder a Macri. "Los dirigentes tenemos la obligación y el deber de no hacer chicanas ni bromas en este momento. No tenemos que provocar a nadie", dijo Rodolfo D'Onofrio en una entrevista con La Nación +.

"No vas a encontrar de mi parte ni de los directivos de River exclamaciones que puedan llegar a provocar una chicana", completó la máxima autoridad del Millonario.

Por su parte, llamó a todos los responsables a bajar el nerviosismo que hay en torno al partido. "Quienes estamos al frente de esto tenemos que plantear que esto es un juego, una diversión. Estamos felices de jugar la final con el eterno final, es un acontecimiento muy lindo y hay que disfrutarlo. No es la tercera Guerra Mundial ni nada por el estilo", cerró.

En tres días comenzará a jugarse la serie de la final de la Copa Libertadores. La ida será este sábado a las 17 en la Bombonera y la revancha se jugará el sábado 21 en el Monumental.

Fuente: TN - Toda Pasion