Tras una ardua reunión con 'Chiqui' Tapia, Jorge Sampaoli le informó que no es de su interés dirigir al combinado Sub-20 en L'Alcúdia, España. Desde el seno del DT lo interpretan como el paso previo al despido.

 

Dos días antes, ya estaba el precedente:

"No te vemos para seguir". Palabras más, palabras menos, eso fue lo que le comunicaron Claudio Tapia, presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, y Daniel Angelici, vice, a Jorge Sampaolidirector técnico de la Selección en retirada. La reunión, llevada a cabo en el complejo de Ezeiza, buscó poner en hechos lo que pensaba la gran mayoría de la dirigencia: que luego del decepcionante Mundial de Argentina en Rusia y de los problemas internos que acompañaron la travesía, el oriundo de Casilda no debía seguir al frente del combinado nacional.

La esperada reunión estaba pensada para martes o miércoles de la próxima semana, post final del Mundial. En el plan de Tapia la idea era comunicarse telefónicamente con Tapia para concertar la entrevista. Sin embargo, fue Daniel Angelici el que apuró el encuentro. Mañana debe volar a Sarasota, en la zona oeste del estado de Florida en Estados Unidos, donde Boca comenzó la pretemporada; en consecuencia, el cónclave se adelantó para el lunes al mediodía.

Sampaoli, tal como lo tenía previsto, intentó presentar un informe con su versión de lo que sucedió en Rusia, el por qué del desmembramiento de su cuerpo técnico (Sebastián Beccacece, su ex ayudante de campo, era presentado al frente de Defensa y Justicia al mismo tiempo que se daba la reunión) y su plan "60 más 6" para encarar la renovación profunda de la Selección. Los directivos escucharon y quedaron en llevar la decisión al Comité Ejecutivo de AFA, en una reunión que todavía no tiene fecha. Y recién se desarrollaría en agosto.

Claro que, más allá de la intención de los dirigentes hay una barrera que continúa siendo económica. Como el director técnico tiene vínculo hasta Qatar 2022, actualmente la rescisión asciende a entre 16 y 18 millones de dólares. Y en la AFA lo saben. Aunque desde el entorno del DT digan que el dinero "no es lo importante". Por eso la persiana sigue alta.

"Desconcertante". Así definen al ciclo en los pasillos de la calle Viamonte. Por las peleas en el cuerpo técnico, por los "extraños" cambios tácticos, por las diferencias con los referentes del plantel que derivaron en el doble comando. Esos son los factores que llevaron a que Tapia y Sampaoli le comunicaran su pensamiento, más allá de que en el seno de la AFA conviven directivos, como Nicolás Russo, que apuntaban a los futbolistas como responsables del golpe en Rusia.

En esa coyuntura, volvió a pulsarse el botón de pausa. Sampaoli hoy sabe de boca de los directivos que, al menos en la cúpula, no creen conveniente su continuidad. Y el entrenador tuvo la posibilidad de su descargo. Los directivos oyeron su posición. Ese contenido se derramará en Comité Ejecutivo. Y allí, con la anuencia de los representantes de los clubes, se tomará la determinación final.

 

Fuente: Infobae