De cara a un -cada vez más cerca- eventual Superclásico por la Copa Libertadores, tanto Boca como River estarían evaluando tomar un fuerte medida.

Si bien aún resta cerrar las series frente a la Liga de Quito y Cerro porteño, de concretarse su cruce en las semifinales el superclásico de ida se disputaría  el 1, 2 o 3 de octubre. Por otra parte, la vuelta sería el 22, 23 o 24 del mismo mes.

Pero ambos clubes enfrentan una encrucijada: la Fecha FIFA estipulada por la casa madre del fútbol.

En este contexto, varios portales argentinos se atrevieron a afirmar que desde ambos clubes se estaría evaluando la posibilidad de no ceder deportistas a las selecciones en caso de ser solicitados.

 

 

Fuente: Bolavip.com