Se vivieron momentos de preocupación durante el entrenamiento xeneixe de esta mañana.

De cara al partido contra Rosario Central este domingo, el plantel se encontraba practicando en el complejo Pedro Pompilio.

Alfaro propuso de trabajos con pelota y en el reducido Agustín Almendra y Marcos Díaz protagonizaron un verdadero susto: el mediocampista fue al piso y le pegó al arquero, quien luego se pudo recuperar para continuar con el entrenamiento con normalidad.

Por otra parte, Carlos Tévez observó la práctica desde un costado del campo por el desgarro que lo obligó a terminar el año antes de lo previsto. Por otra parte De Rossi estuvo en el gimnasio y suena para tener un lugar entre los titulares el próximo domingo.

 

Fuente: TyC Sports