En plena segunda ola de coronavirus, la estructura sanitaria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires empieza a presentar problemas.

Tras varios días de largas colas y demoras de hasta cuatro horas para hisoparse, el Gobierno porteño pidió que quienes no presentan síntomas de coronavirus pero quieren realizarse un test que no asistan a los hospitales públicos.

En esos casos, deberán concurrir a los centros de testeos en Costa Salguero y La Rural, los cuales quedarán abiertos a partir de hoy para la "población en general" y no solo para los viajeros y turistas.

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, fue quien brindó la información.

Quirós pidió que a las llamadas Unidades Febriles de Urgencia (UFU), que funcionan en hospitales públicos de la Ciudad, sólo "vayan las personas con síntomas (de Covid-19) porque hay allí una infraestructura para atender personas de cierto riesgo y por eso el proceso de atención es muy lento, porque requiere el examen clínico y los estudios complementarios que a veces requieren horas".

Además, el titular de la cartera de salud porteña señaló que se tiene una "mirada en común" con los Gobiernos nacional y bonaerense sobre la situación de la pandemia en el Área Metropolitana Buenos Aires.

"La visión de que tenemos que trabajar en disminuir, mitigar, los encuentros sociales de un lado, disminuir críticamente el riesgo de interacción social en la nocturnidad y que tenemos que cuidar de una manera el transporte público fue un consenso absoluto", detalló.

La solicitud de Quirós a la ciudadanía surgió luego de que este martes volvieran a registrarse largas colas para realizarse el test de Covid-19 en las UFU, sobre todo la que funciona en el Hospital Durand y luego de admitir que hay en la Ciudad una "una tendencia muy acelerada de los casos" de coronavirus.

"Están esperando tres o cuatro horas innecesariamente", dijo el ministro sobre las personas que, sin síntomas, asisten a las UFU, aunque evitó referirse a los episodios de desorganización, como los de las largas esperas en el club San Lorenzo y el Ital Park, la caída de turnos ya otorgados o la falta de dosis de vacunas, que motivaron la reacción y la críticas de la ciudadanía convocada a los centros porteños de vacunación.

Por eso, insistió en que el lugar para todos los que quieren realizarse el test pero que no tienen ningún síntoma son los dos centros de testeo habilitados tanto en La Rural como en el Centro de Costa Salguero, que de ahora en más estarán abiertos para la "población en general" y no sólo para viajeros que lleguen a la Ciudad o los porteños que se hayan ido de vacaciones.

Y pidió que las 21 unidades febriles queden desocupadas para la atención de personas que tienen síntomas. "Van a hacer un gran servicio a los que se sienten mal", dijo, y agregó: "Las unidades febriles no son el lugar para ir si te sentís mal".


 

 

Fuente: Télam.com.ar