Luego de la tormenta de la madrugada, esta mañana en pleno barrio de Belgrano cayó un árbol -de raíz- y aplastó a tres automóviles que estaban estacionados sobre la calle Zabala, frente a una confitería muy concurrida. Al momento del derrumbe, una nena de 3 años que caminaba por ahí junto a su familia, casi fue aplastada. Unos días atrás, el secretario de Atención y Gestión Ciudadana, Facundo Carrillo, había presentado un programa para podar árboles en el mismo barrio donde se originó el derrumbe.

Los vecinos aseguran que ya habían alertado de la situación y pidieron al gobierno porteño que pode el árbol. “No nos escucharon o no quisieron escuchar”, expresaron.

 

Fernando Laborda on Twitter

La caída del árbol se dio en pleno corazón del barrio de Belgrano: Zabala, casi esquina O´Higgins. El arbusto estaba plantado enfrente a una confitería muy reconocida del lugar que tenía sillas y mesas para comer afuera: el árbol se derrumbó frente a los autos que estaban estacionados y cayó sobre la vereda.

El árbol caído es un arbusto añejo que mide al menos 10 metros. Los vecinos de la zona ya habían advertido a las autoridades que, al menos, poden el árbol ya que “no tenía mucha estabilidad”, tal como contó un vecino en una entrevista a C5N.

Si bien desde el gobierno porteño aún no dieron declaraciones sobre el derrumbe, días atrás, la propia Secretaría de Atención y Gestión Ciudadana publicó que en estos meses “se intervendrán 70 mil ejemplares para mejorar su crecimiento, devolverle una forma equilibrada y eliminar ramas secas o mal formadas que presentan un riesgo u obstruyen luminarias y señales de tránsito”.

Por su parte, el secretario de Gestión Ciudadana indicó que “los árboles son el patrimonio ambiental más valioso que tiene la Ciudad, son pulmones verdes en nuestras veredas y espacios recreativos, por eso trabajamos junto a las comunas en su cuidado durante todo el año”. Carrillo había presentado un programa para el cuidado de los árboles en la Ciudad. ¿El lugar? A muy pocas cuadras de donde se originó el derrumbe.

 

Anabelia Cerezo on Twitter