Paulina Rubio se encuentra haciendo su gira Perrísima Tour y ya sumó un nuevo escándalo. Es que la cantante paró el show que estaba dando en Arizona, Estados Unidos, para denunciar haber sufrido acoso sexual de parte de un guardias de seguridad.

Todo ocurrió el pasado 18 de mayo, cuando la cantante mexicana decidió bajar del escenario para poder cantar con su público, sin embargo, interrumpió la música para denunciar la presunta agresión de la que había sido víctima por parte de un guardia.

"Paren la música, paren la música", se la escucha gritar en inglés. "Señor, usted me tocó. Usted me tocó y eso está mal porque es la seguridad. Qué pena por usted. Él me tocó y es guardia de seguridad", denunció frente a las miles de personas que asistieron al espectáculo.

Por el momento, Rubio no habló sobre el tema en sus redes sociales, sin embargo las imágenes y fotos sobre el supuesto acoso se viralizaron en la web. En este sentido, las imágenes disponibles no permiten ver con claridad el momento exacto en el que el integrante de seguridad habría acosado sexualmente a la cantante.

Fuente: Primicias Ya