Debido a la profunda crisis económica que atraviesa Argentina hace ya algún tiempo, varios famosos se vieron obligados a rebuscarse otras alternativas por fuera de sus rubros para generara ingresos. Tal fue el caso de Karina Jelinek, quien para hacerle frente a esta crisis decidió ponerse a full con su marca de lencería y bikinis.

Para lograr mayor alcance, la modelo decidió realizar un sorteo entre sus seguidores de Instagram y clientes de su marca. El concurso consistía en la posibilidad de ganar una "previa" en su casa, comprando productos de su línea por el valor de $2000 o más.

 

Olga Karina Jelinek on Instagram: “#buenjueves ángeles!! 🤗 Aclaró que lo del sorteo es así ; Lo que estoy vendiendo es una orden de compra de $2000 de productos de mis…”

“Lo que estoy vendiendo es una orden de compra de $2,000 de productos de mis líneas cápsulas y a pedido de mis seguidores, con la compra participás de un sorteo para compartir un pre en mi casa conmigo, puede ser una chica o chico”. Así explicó Jelinek las que serían las bases y condiciones del sorteo.

Sin embargo, los resultados del sorteo no fueron los esperados. El ganador del mismo, un hombre de 36 años, se comportó de forma irregular. Según asegura Jelinek, el ganador se acercó a su domicilio con los 2 mil pesos, pero a último momento se habría arrepentido del plan, tomó la plata y huyó de la casa de la cordobesa en un Fiat 500.

El tema no finalizó allí, sino que, al parecer, el hombre habría agredido a dos empleados de seguridad y roto la valla del barrio privado en Nordelta, en donde vive Jelinek, quien no enterada de la situación, estaba esperando al ganador con dos amigas y un asado.

Lo más insólito de todo es que el propio ganador del concurso aseguró que el episodio se dio como consecuencia de la negativa de Jelinek cuando le propuso tener sexo con ella.

Ahora, el caso está en manos de la Justicia, y el hombre quedó imputado por daños y perjuicios.

 

Fuente: Exitoína