En un partido de fútbol de la segunda división de Malta se vivieron lamentables escenas cuando un futbolista agredió físicamente a uno de los miembros de la terna arbitral tras ser expulsado.
 

Maltese Football match abandoned after player assaults referee Oratory Youths FC v Sannat Lions FC

 


El incidente ocurrió el 11 de enero durante el encuentro entre el Sannat Lions y Oratory Youths (0-1). En los últimos minutos del encuentro, Antoine Camilleri, del equipo local, fue amonestado con la segunda amarilla por una fuerte entrada a un rival.

Cuando Camilleri se disponía a abandonar el campo, atacó al juez de línea que se encontraba en su camino y los policías que estaban en el estadio tuvieron que intervenir para calmar al agresor. Casi inmediatamente, el árbitro central dio por finalizado el partido.

El réferi agredido fue trasladado a un hospital, mientras que Camilleri fue detenido por los agentes. Al siguiente día salió en libertad tras comparecer ante un tribunal, donde se declaró culpable de los cargos de amenazar y herir levemente a una persona, así como amenazar con atacar a otro individuo, violar la paz y usar lenguaje ofensivo, por lo que fue sentenciado a pagar una multa de 100 euros (unos 110 dólares) y a una prohibición de 1 año de ingresar a un campo de fútbol.

 

Sin embargo, la Asociación de Fútbol de Malta y la Asociación de Árbitros del país criticaron dicha sentencia judicial, por lo que estos organismos deportivos prevén aplicar un castigo más severo contra el jugador.

Fuente: RT