La Federación Mexicana de Fútbol castigó al argentino Gabriel Hachen, delantero del club Bravos de Ciudad Juárez, con un año de suspensión tras agredir a un árbitro durante un partido amistoso.

Hachen le dio una cachetada al juez durante el partido disputado el 4 de enero, que enfrentaba a los Bravos y Universidad Autónoma de Chihuahua.

"Se sanciona al jugador Gabriel Alejandro Hachen, integrante del FC Juárez de la Liga MX, con un año de suspensión de toda competencia deportiva oficial avalada por la Federación Mexicana de Fútbol, así como una multa económica, esto por infringir el artículo 17 inciso E del reglamento de sanciones de la FMF", informó el miércoles la Federación en un comunicado.

 

Federación Mexicana de Fútbol on Twitter

Alejandra de la Vega, dueña del equipo, señaló: “Nosotros nos alineamos a lo que la comisión disciplinaria dictamine, somos respetuosos de los reglamentos del fútbol".

La directiva no presentará ningún recurso ante la Comisión de Apelaciones, por lo que aceptarán la sanción. Además, se reunirá con el jugador para definir su futuro y buscarán un refuerzo para cubrir la baja.

Hachen, de 29 años, comenzó su carrera en el 2011, en Newell's. Tres años después llegó a México para jugar con Atlante y con Dorados de Sinaloa.

 

Fuente: Minuto Uno