Leo Messi sorprendió con unas explosivas declaraciones a su llegada al aeropuerto de El Prat tras disputar los partidos de la fase de clasificación con Argentina. "Estoy cansado de ser siempre el problema de todo", sentenció como respuestas a las declaraciones del antiguo agente de Antoine Griezmann en el que le acusaba de controlarlo todo en el club azulgrana.

Eric Olhats, exagente del francés, acusó a Messi la pasada semana en France Football de hacer más difícil el aterrizaje de Griezmann en el Barça y de tener un peso demasiado grande en la toma de decisiones en el equipo catalán. "Antoine llegó a un club con graves problemas donde Messi lo controla todo. Es a la vez emperador y monarca y no vio la llegada de Antoine con buenos ojos. La actitud de Messi ha sido deplorable, se lo ha hecho sentir. Siempre he escuchado a Antoine decir que no tenía problemas con Messi, pero nunca al revés. Es el régimen del terror. O estás con él, o estás contra él".

El argentino, tras sortear la nube de periodistas que le esperaba a la salida del aeropuerto, dejó otra frase de su visible malestar mientras se subía a su coche, donde la esperaba su mujer Antonela Roccuzzo. "Encima, después de 15 horas de vuelo, me encuentro a los de Hacienda. Es una locura". De hecho, el futbolista ha tenido que pagar un impuesto en la aduana después de aterrizar en la Ciudad Condal.

Messi está siendo uno lo de los epicentros mediáticos del Barcelona desde el pasado verano. El jugador argentino mandó un burofax a la entidad azulgrana en el que dejaba clara su voluntad de dejar el club acogiéndose a una cláusula del contrato. Finalmente, el club impidió su marcha, aunque está claro que no desactivó completamente el incendio.

En el plano deportivo, el argentino parecía haber dejado este episodio atrás. Ronald Koeman ha subrayado que se trata de un futbolista importante para el proyecto azulgrana. Su protagonismo en el equipo ha ido, paulatinamente, a más y, después de rendir a un nivel notable con el Barcelona también ha dejado buenas sensaciones en sus duelos con Argentina.

 

Estas nuevas declaraciones, de todos modos, dejan claro que el caso Leo Messi sigue vivo. Su compromiso con los colores en el césped es indiscutible, aunque es evidente que todavía falta mucho para que el capitán azulgrana se encuentre totalmente cómodo con la situación que vive el Barça y alimentan las especulaciones, de nuevo, sobre su posible salida del club esta temporada.

 

El Chiringuito TV on Twitter

 

 

Fuente: Marca.com