En medio del ajuste planeado en el Presupuesto 2019, el presidente Mauricio Macri eximió de impuestos internos a la multinacional de champagnes Chandon. La decisión fue consensuada con el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo.

Con la nueva disposición, la empresa productora de espumantes se ahorrará de pagar un gravamen del 12%. Desde 2005, las empresas que fabrican este tipo de bebidas evitan los tributos específicos. La gran diferencia es que a partir de la aprobación del presupuesto ese beneficio quedará plasmado en una ley y no dependerá de la voluntad del gobierno de turno.

La ley 24.672 determinará los impuestos internos que tributan diferentes productos fabricados en el país. En su artículo 33, quedó estipulado que "el expendio de champañas se pagará en concepto de impuesto interno el doce por ciento (12%) sobre las bases imponibles respectivas".

El lobby del conglomerado de productos de lujo LVMH, la principal empresa vitivinícola de la Argentina tuvo resultados y Chandon dejará de pagar varios millones de pesos. Desde el sector Pyme estallaron porque consideraron que en medio de un contexto recesivo el Gobierno buscó favorecer a empresas "amigas".

 

Fuente: El Destape