El pasado 21 de mayo el nacimiento de una extraña criatura con dos cabezas conmocionó a la aldea india de Katihar.

El ternero tiene dos cabezas unidas y completamente formadas, con cuatro ojos y dos bocas. Los pobladores del lugar consideran que su llegada representa "un regalo de Dios" y que trae un buen augurio sobre la pandemia de coronavirus que azota brutalmente al país.

Tras su nacimiento, cientos de personas comenzaron a rezarle con el deseo de que la criatura acabe con el coronavirus que, en los últimos meses, está dejando altas cifras de fallecidos y nuevos contagios en el país debido a la variante india. En concreto, India es el tercer país en el que más muertes por covid-19 se han registrado desde el inicio de la pandemia, solo por detrás de Estados Unidos y Brasil. 

Los aldeanos consideran que el animal es una reencarnación de los dioses hindúes Lord Vishnu o Lord Lakshmi que les ayudará a superar la difícil situación epidemiológica que atraviesa la India. 

 

 

Fuente: 20minutos.es