Alan García, el expresidente de Perú se disparó en la cabeza en medio del operativo policial que tenía como objetivo detenerlo por su presunta participación en la trama de corrupción del caso Odebrecht.  Tras casi cuatro horas en cuidados intensivos del hospital Casimiro Ulloa, las autoridades anunciaron su fallecimiento.

El exmandatario "fue trasladado desde su casa en Miraflores hasta al hospital de emergencias Casimiro Ulloa minutos después de que llegaran agentes de la policía para proceder con su detención preliminar", aseguró el diario El Comercio.

La Justicia había solicitado su arresto por los presuntos delitos de lavado de activos, tráfico de influencias y colusión en el marco del caso Odebrecht.

El operativo policial comenzó alrededor de las 6 de la mañana. Una vez en el domicilio de García escucharon un disparo a lo lejos, que venía de la habitación del exmandatario.

El abogado de García informó que su cliente se encuentra internado por una lesión pero no quiso dar más detalles de lo ocurrido. De acuerdo a lo publicado por El Comercio, el expresidente está siendo sometido a una intervención quirúrgica.

 

 

Fuente: La Nación