Pese a la pausa de los estudios, el director ejecutivo de AstraZeneca, Pascal Soriot, aseguró que la vacuna contra el coronavirus "podría estar para fin de este año o a principios del próximo".

El representante de la farmacéutica señaló que a pesar de haberse pausado la última fase del ensayo como consecuencia de un efecto adverso que se produjo en un voluntario, su salida "dependerá de lo rápido que se mueva el organismo regulador"

"Es común que haya pausas en los ensayos causadas por eventos adversos, pero la diferencia es que el mundo entero no está mirando", precisó Soriot en una entrevista con el diario británico The Guardian al referirse a otras investigaciones.

El laboratorio de capitales sueco-británicos suspendió el martes los ensayos de la fase tres del fármaco que desarrolla junto a la Universidad de Oxford, tras detectar un cuadro de mielitis transversa en un paciente.

Frente a este escenario, Soriot indicó que se están haciendo más pruebas a la persona que se enfermó y que los datos se presentarán a un comité de seguridad independiente que los evaluará y decidirá si se pueden reanudar la fase.

“En AstraZeneca ponemos la ciencia, la seguridad y los intereses de la sociedad en el centro de nuestro trabajo. Esta pausa temporal es una prueba viviente de que seguimos esos principios, mientras un comité de expertos independientes evalúa un solo evento en uno de nuestros sitios de prueba", argumentaron desde el laboratorio en un comunicado.

El director de AstraZeneca subrayó además que la Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó a la vacuna como la más prometedora para combatir el coronavirus.

El compuesto también se desarrollará en Argentina -a través de la empresa de biotecnología mAbxience, del Grupo Insud- en conjunto con México para su distribución en Latinoamérica.

“Permitirá un acceso oportuno y suficiente de la vacuna a toda la región. Argentina y México serán los puntos referenciales y me alegra que podamos traer una solución al continente. Es una linda noticia, un dato esperanzador”, destacó el presidente Alberto Fernández durante el anuncio del acuerdo con AstraZeneca. 

El costo de la vacuna tendrá un valor de entre 3 o 4 dólares, lo que implica un "precio accesible" para los países del continente.

 

 

Fuente: BAE Negocios